28 oct. 2008

Mucho Rock & Roll en Hellville Deluxe

Aqui os dejo la cronica del concierto de Bunbury. Esta fenomenalmente narrada por Incomprendida.
"La señorita hermafrodita" abría el increíble show que Bunbury nos ofreció anoche en Madrid.
Ataviado de arriba a abajo con el más puro Rock and Roll subía ese Bunbury que tanto se echaba de menos a un escenario que resultó ser tan camaleónico como él mismo. "Buenas noches cabrones" saludó el maño tras su primer tema, y un abarrotado Palacio de los Deportes deseoso de una buena sesión de Rock and Roll respondió calurosamente a la bienvenida perdonándole más de tres años de ausencia en solitario. Hasta tres ambientes diferentes se pudieron ver en escena: roquero, cabaret parisino y espectáculo de luces se sucedieron a lo largo de casi tres horas de concierto. No faltó alguna imagen en las pantallas al más puro estilo "Tarantino" o retales de antiguas películas americanas.
"Si hay alguien a quien no le guste el rock and roll, esto le va a doler" decía para presentar "Bujías para el dolor", uno de lo temas más cañeros de "Hellville de Luxe", su último álbum.
Canciones nuevas encadenadas con las ya conocidas se sucedían una tras otra de la mano de un enérgico Bunbury acompañado de una nueva banda que demostró estar a la altura del músico zaragozano.
“El club de los imposibles”, “Hay muy poca gente”, “Lady Blue”, “El extranjero”, “El rescate”, “Contar contigo, “Me calaste hondo”, “Doscientos huesos y un collar de calaveras”, “Canción cruel”, “Desmejorado, “ o "El hombre delgado que no flaqueará jamás” formaron parte de su repertorio. Se echó de menos canciones como “Pequeño” o “Alicia”, temas que cambió por alguno más nuevo y un guiño a Carlos Ann con “El tiempo de las cerezas”. “Apuesta por el Rock and Roll” fue el único lazo que le ató a Héroes del Silencio anoche.
Y si alguno aún tenía en mente las noticias que circulaban sobre el ya cansino plagio, él lo dejó caer anoche: "Ninguno nos hemos inventado nada, digámoslo de una vez por todas". Luego, siguió dando lo mejor que sabe: un espectáculo único.
“El aragonés errante” no escatimó en sus ya habituales poses al más puro estilo de Jim Morrison o Elvis. Pero sobre todo, no ahorró energía y ofreció un concierto al 100% estilo Bunburiano dejando a más de 15.000 personas con ganas de saborear de nuevo su intenso Rock and Roll.

7 comentarios:

Jim dijo...

Esta genialmente narrado Incomprendida. Fue un concierto para no olvidar. . .me lo pase de lo lindo!!!, jajaja.

Besos a todos y gracias Incomprendida.

Jim

Incomprendida dijo...

Gracias a ti! me siento halagada! Te agradezco mucho que lo hayas leído y publicado en este pequeño mundo loco...jaja
Muchos besos

Marta dijo...

Me alegro de que fuera un concierto tan chulo...no me alegra tantod no haber estado yo tb ahi, jajaja el otro día vi el video de "hay muy poca gente" vaya paliza se meten jajaja...y que blandita es la cara de Bunbury se deforma a la perfección, jajaja

besos !

raquelam dijo...

Muy buena cronica Incomprendida.

Me alegro que os lo pasarais en grande en el concierto.

Besotesss!!

Crayolita dijo...

u.u y el monito del bunbury?? :P...

Saludos y que tengas una hermosa media semana

paula dijo...

Joooo, yo queria haber ido.

Que suerte...me alegro que os lo pasarais tan bien.

Jim dijo...

Pues te pilla bien cerquita. . .en tu misma ciudad. . . para el proximo concierto te llevo